Piscina de Chelva, una de las más pequeñas

Si comparamos las dimensiones de las piscinas municipales de los pueblos de la comarca (Gestalgar y Sote no tienen) con sus cifras oficiales de población obtenemos esta gráfica.

Fuentes: la población desde el INE y la superficie desde visor cartográfico GVA.

Firma: V.B.A.

Anuncios

Plagio en la Mancomunidad del Alto Turia

En el verano de 2018 la Mancomunidad del Alto Turia (MAT) anuncia la contratación puntual de una empresa externa para la realización de una campaña de publicidad turística.

En esta contratación la MAT ejerce ante sus municipios -gravemente afectados por múltiples problemas- un papel similar al que ejerce un centro de atención primaria ante un paciente con problemas de salud. La MAT es un médico de cabecera que se supone conoce muy bien a los municipios, el paciente, y que solicita la intervención puntual de un médico especialista que va a basarse en la información que le facilita el de cabecera. ¿Qué sucede cuando el de cabecera traslada al especialista información de un paciente totalmente diferente en edad, síntomas, historial, etc.? ¿Qué daños, costes y riesgos podemos esperar de la intervención de un especialista mal informado? ¿Qué grado de responsabilidad tiene el de cabecera? ¿Le habrá faltado rigor también al escoger al especialista?

Volviendo a la contratación de la MAT. El pliego contiene en sus últimas páginas (apartado de “especificaciones técnicas”) unos textos que provienen íntegramente de un paciente muy diferente a los municipios de la MAT. Basta con tomar frases de esas últimas páginas e introducirlas en Google para darse cuenta de que alguien en la MAT ha trasladado al médico especialista una información que ha tomado prestada de Internet. ¿Por qué un médico de cabecera -MAT, con décadas de actividad- que convive día y noche con su único paciente -los municipios- tuvo que buscar en Internet la información que debe tener perfectamente actualizada y a mano en su ordenador?

La información que alguien en la MAT ha copiado de Internet se refiere a À Punt Media, la nueva RTVV, que es un paciente con un diagnóstico, pronóstico y presupuesto claramente diferentes al de unos municipios rurales en declive.

El gasto dedicado a este mal informado médico especialista ascendió a 24.000 €. Pero falta sumar el coste de oportunidad, es decir, el valor de los resultados potenciales de los que no se llegaron a beneficiar los municipios porque la MAT actuó sin rigor en la gestión de esta campaña publicitaria. Esta mediocre gestión -evidente al menos para quienes nos dedicamos a la estrategia y la comunicación-, que convierte en gasto lo que podría haber sido una inversión, la acaban pagando los ciudadanos y además en más de una ocasión.

Pregunté a la MAT sobre esta información copiada de un pliego ajeno y tardó tres meses en responderme. Curiosamente en una respuesta llena de formalismos (número de registro de salida, artículos de la ley que regula los plazos para responder mi pregunta) en el momento de explicar el plagio la MAT se limita a afirmar que los pliegos publicados no están protegidos por derechos de autor. Así, sin especificar ningún artículo legal. Es decir, que la MAT dice tener derecho a plagiar cualquier pliego previamente publicado (el de À Punt en este caso), pero no me informa sobre la ley que reconoce tal derecho (y que le niega a À Punt derechos de autor y a los pueblos mancomunados el derecho a un servicio mejor, genuino, profesional, honesto, que cumpla los estándares más básicos).

Hay dos tipos de irresponsabilidad: la moral y la jurídica. Es evidente que la MAT ha practicado, al menos, la primera porque ha transgredido un estándar ético (que perjudica a los pueblos a los que debe servir). Con el tiempo sabremos si alguna/s persona/s en la MAT también ha incumplido jurídicamente y merece sanción/pena.

¿Qué personas forman la MAT en el verano de 2018? Como mínimo las siguientes: Susana Romero Esteban, Ramiro Rivera Gracia, Celia Zanón Estellés, David Cañigueral Belmonte, Mª Carmen Sales Llop, Rafael Darijo Escamilla, Rafael Giménez Chicharro, Robert Rubio Vicent, Francisco Javier Oltra Martínez, Encarna Recio Alfonso, Susana Llovera Gil y Amparo Polo Rubio.

Próximamente habrá novedades sobre este asunto. Continuará…

Enlaces y descargas:

Firma: V.B.A.

Publicado en septiembre 2019 y actualizado en octubre 2019.

Vertidos de aguas fecales

En Chelva la mayoría de acequias son como la de la siguiente foto: agua muy limpia, vegetación, ranas, etc.

Pero hay alguna acequia que, tras su paso por el casco urbano, funciona como colector de unas aguas residuales que no acaban tratadas en la depuradora. Este es el aspecto de una de dichas acequias:

Chelva -que forma parte de la reserva de la biosfera Alto Turia- tiene a sus pies una zona de huerta -que está protegida porque forma parte de un BIC o bien de interés cultural- que sufre dos vertidos de aguas fecales (al menos dos) a pesar de su proximidad a la red de saneamiento y a la estación depuradora de aguas residuales.

En el siguiente mapa vemos los dos vertidos en la ladera que baja del pueblo al río y la depuradora en la ribera del mismo.

En la siguiente fotografía panorámica vemos en color naranja esas dos acequias-colector y en color blanco la acequia de San Joaquín, que, como siempre en Chelva todos hemos visto, era una de las que bajaban nuestras aguas residuales directamente hasta el río, pero ya no es así -en el caso de la de San Joaquín- desde que la red de saneamiento conectó esa parte de Chelva con la depuradora. Desgraciadamente todavía hoy otras partes del caso urbano siguen sin conexión.

Los dos vertidos son fácilmente accesibles para quienes recorren las turísticas “ruta del agua” y “ruta de los lavaderos”. También para los vecinos que acceden a sus terrenos agrícolas, los (ex)concejales y (ex)alcaldes que en décadas anteriores desarrollaron la red de saneamiento, los agentes medioambientales, los de la Guardia Civil, los técnicos municipales, etc. A la vista de todos. ¿Desde cuándo? Se trata de infraestructuras históricas, por tanto no llevan en ese estado sólo unos pocos meses o años.


El vertido que en el plano vemos al norte de la depuradora baja por el callejón Murtera hasta las huertas protegidas pasando por la balsa de riego junto al lavadero de Embarany (o Embaraniz/Embarániz). La foto de más arriba pertenece a esta acequia-colector.

¿Qué encontramos cuando dicho colector llega a la balsa del lavadero?

DOS VÍDEOS EMBARANY (verano 2019)

A partir de esta balsa las aguas fecales (heces, orina, toallitas húmedas, restos de lavadora, ducha, lavabo, cocina, etc.) se usan para el riego de las huertas protegidas que están en los bancales ladera abajo, pero cuando no hay cultivos que regar ¿a dónde acaba descendiendo el sobrante si no es al río?


El segundo vertido, que en el plano vemos al este de la depuradora, va de la calle Zurrería hasta descender en cascada al barranco del Remedio -que desemboca poco después en el río que sigue hacia Calles, el pueblo vecino- pasando antes por las huertas protegidas que son parte de la reserva de la biosfera.

Este vídeo muestra este vertido en los primeros metros de su camino entre huertas hacia el río.

VÍDEO ZURRERÍA (primavera 2019)


Ambos vertidos se hallan a unos 440 m. snm. mientras que la depuradora se halla a unos 400 m. snm., por tanto la pendiente descendente del terreno favorece la conexión de ambas acequias-colector a la cercana depuradora (como hace años ya se hizo con el colector-acequia de San Joaquín).

El aspecto de estas acequias-colector, con su característico suelo marrón sin vida vegetal (que puedes ver en la siguiente foto), permanece incluso tras episodios de lluvias torrenciales.

Dado que es evidente que algunas viviendas del casco urbano de Chelva siguen sin estar conectadas a la depuradora, en mayo de 2019 solicité al Ayuntamiento de Chelva que actuase. A primeros de julio me respondieron: “Una vez verificada la problemática se realizará un plan de red de saneamiento…”. Me cuesta mucho creer que se acaben de enterar de la existencia de estos vertidos a pesar de que están en acequias históricas a la vista de todos y a pesar de que el cuerpo técnico del Ayuntamiento tendrá, supongo, planos detallados del alcance y capacidad de la red de saneamiento.

Las personas que forman actualmente el Ayuntamiento -Izquierda Unida- tienen la oportunidad de reparar para siempre estos vertidos históricos: David Cañigueral Belmonte (alcalde), Juan José Aguilar Cortés (obras y urbanismo), David Zapater Villanueva (cultura y patrimonio), Clara Isabel Folgado Cervera (sanidad), Mercedes Gómez Mínguez (agricultura y medio ambiente) y Javier Alepuz López (montes y caminos). También la oportunidad de identificar al gobierno anterior -¿PP y/o PSOE?- que malogró.

Chelva fue multada durante los muchos años que tardó en construir y poner en marcha la depuradora -como vemos en la hemeroteca-. Mi hipótesis es que un gobierno municipal -o más de uno mediante pacto de PP y PSOE- optó por un saneamiento de bajo perfil y bajo coste que, sorprendentemente, le permitió superar la evaluación medioambiental que venía suspendiendo -que también dejaba en mal lugar a la agencia evaluadora (la Confederación Hidrográfica del Júcar)- y sobre todo le permitió dejar de pagar dichas multas, tan perjudiciales para la tesorería consistorial.

ENLACES

Actualmente el Síndic de Greuges está investigando estos vertidos. Continuará…

Firma: V.B.A.

Publicado en septiembre 2019 y actualizado en octubre 2019.

Una gran oportunidad perdida

ANTES DE MARZO 2019

Una joven, pero potente empresa tecnológica del centro de Europa decide encontrar una población peninsular en la que establecer su sede “Sur”. Un espacio de trabajo para unos 15-20 jóvenes técnicos-ingenieros que se vienen a vivir con sus pequeñas familias y que conlleva la contratación el primer año de unas 8-12 personas (con idiomas, informática avanzada, etc.) de la zona de la población seleccionada. Están considerando poblaciones con patrimonio natural, no cercanas a áreas metropolitanas pues no necesitan casi proveedores, usan videoconferencia, aunque sí vuelan bastante para atender clientes. Dado que en principio son muchas las opciones geográficas contratan una empresa de Madrid para que haga la selección. Los especialistas de esta empresa visitan, entre otras poblaciones, Chelva para evaluar aspectos muy diversos (naturaleza, demografía, economía, servicios, etc.), pero esta primera fase del proceso selectivo Chelva no lo supera y queda descartada.

MARZO 2019

Dado que en dicha empresa de selección trabajan dos colegas de profesión que saben de mi vínculo con Chelva me cuentan sucintamente lo acontecido en meses anteriores. Acto seguido les insito en que, por favor, le den a Chelva una segunda oportunidad. Al final les convenzo para que, excepcionalmente, en el caso de Chelva yo realice una convocatoria pública para crear un grupo de trabajo que defienda por escrito y con rigor la candidatura de su pueblo, un grupo local que sepa comunicar a este inversor (a sus exigentes representantes en Madrid) por qué Chelva es atractiva para construir algo duradero -y, aprovechando el trabajo realizado por dicho grupo de trabajo, en el futuro a otros inversores, tal vez-.

ABRIL 2019

Lamentablemente esta segunda oportunidad tampoco la supera Chelva porque nadie me muestra interés por este grupo de trabajo para atraer inversiones. ¡Nadie!, ni siquiera un particular o una entidad privada o pública. Irreversiblemente la candidatura de Chelva deja de estar activa. Así que será otra población la que aproveche esta gran oportunidad de regeneración cultural, demográfica y económica.

(Los nombres de estas dos empresas, la centroeuropea y la madrileña, no los puedo especificar para evitar que ayuntamientos, diputaciones, medios, etc. se pongan en contacto con ellas).

VBA. Agosto 2019.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora